Clay es una arcilla maleable que nunca se seca, proporcionándote estructura y fluidez que mantiene la forma de tu cabello a la vez que lo deja flexible.